¿Estamos siendo espiados por la tecnología?

Con la implementación de la tecnología tenemos que tener cuidado, es muy fácil que podamos ser espiados.

Alexa, Siri o Google Assistant son dispositivos de nueva tendencia dotados de inteligencia y con capacidad de poder compartir lo que estamos haciendo o decimos, y podemos incluir fácilmente en casa.

Literalmente esta en juego nuestra intimidad.

Si tu dispositivo tiene capacidad para conectarse a internet, ofrece estos riesgos. Actualmente los televisores permiten hacer uso de comandos de voz y detectan movimiento, sin olvidarnos que pueden vernos y escucharnos e incluso transmitir todo lo que ven y oyen.

La empresa IDC, encargada de hacer investigaciones, nos deja saber qué se han vendido 815 millones de bocinas inteligentes, cámaras de seguridad y demás dispositivos en todo el mundo a lo largo del 2019. Esto es un incremento del 23% en comparación con 2018. Casi todas estas compras fueron para hacer regalos.

Los TVs, dispositivos y juguetes con internet, el riesgo para nuestra intimidad.

Las bocinas inteligentes como por ejemplo Echo de Amazon y Google Home, equipadas con asistentes virtuales, nos ofrecen hacernos más fácil la vida y ahorrar tiempo. En vez de sacar tu móvil y buscar, puedes sustituir esta acción por comandos de voz mientras haces cualquier otra acción. Estos dispositivos cuentan con pantalla y cámara, un plus extra de riesgo.

Estos dispositivos tienen activada la escucha constantemente,

con la finalidad de que cuando se detecte la voz se active la interacción y así poder llevar a cabo la función que les pedimos en todo momento. Se supone que estos dispositivos no hacen caso a las conversaciones externas que no incluyan comando de voz. También sabemos que existe una opción que deshabilíta los micrófonos, aunque no hay forma cierta de saber qué esto ocurre de verdad.

A día de hoy se sabe a ciencia cierta que las grabaciones de voz quedan registradas en servidores, y se pueden solicitar como evidencias para casos investigados y juicios. En cuanto a las cámaras de los dispositivos, pueden hacer uso sin avisar y se recomienda su desactivación cuando no estén en uso.

En conclusión, hoy en día la tecnología puede sumar mucho a nuestras vidas, pero tenemos que saber convivir con ella y tener cuidado de no dejar la puerta abierta a nuestra intimidad.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis: